Site menu:

Turismo en Granada

Alhambra y Generalife

Las robustas murallas de ladrillo y argamasa, que delimitan el recinto edificado de la Alhambra y Generalife, conducen hacia espléndidos Palacios Árabes como el de Comares, en cuyo interior se encuentran el Patio de los Arrayanes y el Salón de los Embajadores, cubierto por una magnífica cúpula de madera tallada, o el de los Leones, con el famoso patio mil veces reflejado...


Alhambra

La Alhambra es una ciudad palatina andalusí situada en Granada, España. Se trata de un rico complejo palaciego y fortaleza (alcázar o al-qasr) que alojaba al monarca y a la corte del Reino nazarí de Granada.

Su verdadero atractivo, como en otras obras musulmanas de la época, no sólo radica en los interiores, cuya decoración está entre las cumbres del arte andalusí, sino también en su localización y adaptación, generando un paisaje nuevo pero totalmente integrado con la naturaleza preexistente.

En 2006 recibió 2.153.491 de visitantes. Además, desde 2007 es uno de los 12 Tesoros de España

Historia

La Alhambra es una ciudad amurallada (medina) que ocupa la mayor parte del cerro de La Sabika. La Granada musulmana tenía su propio sistema de amurallamiento, por tanto la Alhambra podía funcionar con autonomía respecto a la ciudad. En la Alhambra se encontraban todos los servicios propios y necesarios para la población que vivía allí: palacio real, mezquitas, escuelas, talleres, etc.

En 1238 entra en Granada por la Puerta de Elvira, y para ocupar el Palacio del Gallo del Viento, Mohamed-Ben-Nazar (o Nasr), llamado Al-Ahmar el Rojo (ya que tenía la barba roja)

Cuando Ben Al Ahmar (Mohamed Ben Nazar) entró triunfador en Granada en ese año de 1238, la población le recibió con el grito de Bienvenido el vencedor por la gracia de Alá, él respondió: Solamente Alá vence. Éste es el lema del escudo nazarí y también está escrito por toda la Alhambra. Ben-Al-Hamar construyó el primer núcleo del palacio. Su hijo Mohamed II, que fue amigo de Alfonso X el Sabio, lo fortificó.

El estilo granadino en la Alhambra es la culminación del arte andalusí, lo que ocurrió a mediados del siglo XIV con Yusuf I, que construyó la Torre de Comares, y con Mohamed V, quien edificaría el Patio de los Leones.

En 1492, con la conquista de Granada por los Reyes Católicos, la Alhambra pasa a ser palacio real. El conde de Tendilla, de la Familia de Mendoza, fue el primer alcaide cristiano de la Alhambra. Hernando del Pulgar, cronista de la época, cuenta: El conde de Tendilla y el Comendador Mayor de León, Gutierre de Cárdenas, recibieron de Fernando el Católico las llaves de Granada, entraron en la Alhambra y encima de la Torre de Comares alzaron la cruz y la bandera.

La ocupación napoleónica supuso un episodio negativo para la Alhambra, por la voladura producida en 1812, al retirarse el ejército francés. Sólo el arrojo de un soldado español pudo evitar casi su total destrucción.

El Comité del patrimonio mundial de la Unesco declaró la Alhambra y el Generalife de Granada como Patrimonio Cultural de la Humanidad en su sesión del día 2 de noviembre de 1984 y cinco años después, el barrio de El Albaicín (Al Albayzín), antigua ciudad medieval musulmana, obtuvo la misma denominación como extensión de la declaración como Patrimonio Cultural de la Humanidad de La Alhambra y el Generalife.

La Alhambra fue uno de los 21 candidatos finalistas para ser elegida una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo, aunque finalmente no consiguió tal título.

Alhambra

La cultura del agua, tan profundamente enraizada en la civilización musulmana, encuentra su más fiel reflejo en esta joya arquitectónica, en la que aún se conservan restos de los Baños Árabes, así como las múltiples fuentes que complementan muy sabiamente su rica decoración de yeserías y azulejos policromados. Herencia musulmana pero también presencia cristiana, ya que tras la reconquista el emperador Carlos V edificaría allí su Palacio renacentista, que hoy es sede del Museo de la Alhambra y Bellas Artes.

Generalife

Los Jardines del Generalife están emplazados en una ladera frente al recinto palaciego, del que los separa la Cuesta del Río Chico. Estaban destinados al recreo de los monarcas árabes, que accedían desde los Palacios por la Puerta de Hierro, junto a la Torre de los Picos. En su interior se pueden encontrar rincones de tanta belleza como el Patio de la Acequia o el de la Sultana. Por encima se encuentra el Jardín Alto, al que se sube por el caprichoso juguete de la escalera con artificio del agua.

Alhambra y Generalife

Alhambra de Granada y el Generalife, los monumentos más visitados de España y declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Esta ciudad palaciega, residencia de los sultanes nazaríes y de altos funcionarios, corona el cerro de la Sabika, dominando majestuosa el valle del Darro. Construida entre los siglos XIII y XV, recoge todas las artes del último periodo musulmán en España, y consta de cuatro zonas bien diferenciadas: los Palacios, la zona militar o Alcazaba, la ciudad o Medina y los Jardines del Generalife.

Subir